fbpx

¿Cómo comprar por internet? 8 claves para hacerlo con seguridad

Aunque mucha gente ya lleva años haciéndolo, acabamos de vivir un punto de inflexión respecto a comprar por internet: el COVID-19 y su famoso confinamiento. El hecho de que nos hayan obligado a permanecer en casa, pudiendo salir únicamente a comprar alimentos y productos esenciales durante casi 2 meses, ha disparado las compras por Internet. La mala noticia es que no todo el mundo sabe hacerlo con seguridad.

comprar por internet

OCHO CLAVES PARA COMPRAR POR INTERNET

Cuando la gente se dispone a hacer su primera compra online puede suceder dos cosas:, 1. desconfía de todo lo que ve y acaba por no comprar nada o 2. lo que es peor, compra sin pensar. Ninguna de las dos opciones son buenas. La primera porque limita mucho tu capacidad de comparar. En cuanto a la segunda opción, decir que es todavía más peligrosa que no comprar nada. Sobra decir que puedes ser víctima de una estafa, o, aunque quizá no te suene de nada, acabar cometiendo un delito de receptación.

Para evitar todo esto vamos a ver unos consejos básicos para comprar por internet con seguridad.

1. Protocolo Seguro de Transferencia de Hipertexto (HTTPS)

Si pinchas en la caja de la dirección de nuestra web, podrás ver que nuestra URL empieza con un HTTPS:

comprar por intenet

El Protocolo seguro de transferencia de hipertexto o, lo que es lo mismo, ese HTTPS es una manera de garantizar la seguridad de la página en la que estás. Exactamente lo que impide este protocolo es que los datos que hayas proporcionado no puedan ser utilizados por un atacante que haya conseguido interceptar esa transferencia de datos. Esto se consigue normalmente mediante un certificado SSL que cifra los datos que introducimos (usuario y contraseña, número de tarjeta, dirección, etc).

2. Datos legales del vendedor

Otra de las cosas que debemos analizar siempre es la información que tienes de esa página web. Para ello debes ir al Aviso Legal que habitualmente se sitúa al pie de página.

Entre los datos que deben incluir, cómo mínimo, tenemos:

  • Nombre de la empresa
  • CIF
  • Domicilio social
  • Condiciones general de compra
  • Política de Devolución
  • Política de Privacidad

Todos los datos obligatorios para aquellas empresas que vendan de manera online están recogidos en el artículo 20.1 del RDL 1/2007 de la Ley General de Consumidores y Usuarios.

Artículo 20 Información necesaria en la oferta comercial de bienes y servicios

1. Las prácticas comerciales que, de un modo adecuado al medio de comunicación utilizado, incluyan información sobre las características del bien o servicio y su precio, posibilitando que el consumidor o usuario tome una decisión sobre la contratación, deberán contener, si no se desprende ya claramente del contexto, al menos la siguiente información:

  1. a) Nombre, razón social y domicilio completo del empresario responsable de la oferta comercial y, en su caso, nombre, razón social y dirección completa del empresario por cuya cuenta actúa.
  2. b) Las características esenciales del bien o servicio de una forma adecuada a su naturaleza y al medio de comunicación utilizado.
  3. c) El precio final completo, incluidos los impuestos, desglosando, en su caso, el importe de los incrementos o descuentos que sean de aplicación a la oferta y los gastos adicionales que se repercutan al consumidor o usuario. En el resto de los casos en que, debido a la naturaleza del bien o servicio, no pueda fijarse con exactitud el precio en la oferta comercial, deberá informarse sobre la base de cálculo que permita al consumidor o usuario comprobar el precio. Igualmente, cuando los gastos adicionales que se repercutan al consumidor o usuario no puedan ser calculados de antemano por razones objetivas, debe informarse del hecho de que existen dichos gastos adicionales y, si se conoce, su importe estimado.
  4. d) Los procedimientos de pago, plazos de entrega y ejecución del contrato y el sistema de tratamiento de las reclamaciones, cuando se aparten de las exigencias de la diligencia profesional, entendiendo por tal la definida en el artículo 4.1 de la Ley de Competencia Desleal.
  5. e) En su caso, existencia del derecho de desistimiento.

3. Ubicación del vendedor

Algo que puede llegar a complicarnos mucho la compra es el lugar desde dónde se vende el producto.

Si compramos un móvil en una página web que no es de España, el paquete tendrá que pasar por Aduanas antes de llegar a nuestra casa. El tiempo de entrega estimado puede verse muy alterado si allí detectan algún defecto en el envío. Pero además, es importante saber que todos los productos comprados fuera de España deben venderse sin aplicar el IVA, para que lo abone el comprador una vez el producto llegue al país. Tanto si es dentro de la UE como si es fuera de ella. Esto se debe a que cada país tiene un tipo de IVA diferente y al ser un impuesto que debe soportarlo el comprador, el IVA varía en función del lugar de destino de quién lo adquiera.

4. Información completa del producto

Hay que tener en cuenta que comprar por internet nos impide ver y tocar el artículo que vamos a adquirir. Por eso, hay que tener siempre una información básica acerca del producto.

El artículo 60 de la Ley de Consumidores y Usuarios exige que antes de proceder al pago deben facilitarnos una información relevante, veraz y suficiente sobre las características principales del contrato. Y el apartado 2.a) menciona en primer lugar a las características principales del bien o servicio.

Artículo 60 Información previa al contrato

1. Antes de que el consumidor y usuario quede vinculado por un contrato u oferta correspondiente, el empresario deberá facilitarle de forma clara y comprensible, salvo que resulte manifiesta por el contexto, la información relevante, veraz y suficiente sobre las características principales del contrato, en particular sobre sus condiciones jurídicas y económicas.

2. Serán relevantes las obligaciones de información sobre los bienes o servicios establecidas en esta norma y cualesquiera otras que resulten de aplicación y, además:

a) Las características principales de los bienes o servicios, en la medida adecuada al soporte utilizado y a los bienes o servicios. […]

5. Opiniones y valoraciones

La información más fiable suele ser la opinión de otras personas que han comprado también ese producto o a ese vendedor.

Puedes informarte a través de Google buscando opiniones de otros, o a través de las Redes Sociales como puedan ser Twitter, Facebook o Instagram. En algunas web se puede además añadir comentarios o valoraciones al propio producto. Es aconsejable que busques primero aquellos comentarios que incorporan una imagen real del producto.

6. Precio del producto

Cuando encuentres un producto con un precio muchísimo más bajo de lo normal, debes empezar a desconfiar. Puede ser que no le estén aplicando el IVA (si es en España es obligatorio indicar el precio total y su desglose), o que quizá su origen o naturaleza no sean legales.

Es fácil encontrar muchas falsificaciones en Internet que se hacen pasar por productos originales. Y eso siempre se nota en el precio. También es posible que aún tratándose de un producto original, su procedencia sea ilícita (por haber sido robado). Adquirir un producto a un precio anormalmente bajo y con una sospecha de que pueda ser robado constituye un delito de receptación.

7. Métodos de pago

Cada vez hay más tiendas que incluyen métodos de pago más seguros. El hecho de que un vendedor elija estos métodos impulsa a la gente a comprar por Internet sintiéndose seguros.

Un claro ejemplo de esto es la plataforma de pago PayPal. Tiene todo un paquete de medidas destinadas a proteger a los compradores. Reembolso si el producto no llega o si lo hace defectuoso, retención de pagos si detectan algo sospecho o la monitorización de todas las transacciones son algunas de ellas.

Otro ejemplo de esto es Wallapay, plataforma de pago de Wallapop. Este sistema ha conseguido que los pagos realizados queden registrados o que evitemos llevar sumas importantes de dinero encima.

8. Antigüedad del vendedor

Por último, existe otro dato que puede darte pistas sobre la fiabilidad de un vendedor en aplicaciones o plataformas de compraventa. El tiempo que lleva registrado como vendedor.

Si se acerca el verano y planeas alquilar una casa en la playa, mira antes qué antigüedad tiene el supuesto vendedor. Si la cuenta ha sido creada hace una semana y ofrece unos precios increíbles deberías valorar que pueda tratarse de una estafa.

Piensa que todas las plataformas que permiten a terceros inscribirse como vendedores suelen vigilar y cerrar aquellas cuentas sospechosas. Por lo que a más tiempo registrado como vendedor, menos probabilidades hay de que salga rana la compra.

Deja un comentario